Etiquetas

martes, 15 de febrero de 2011

La tecnología como extensión de las capacidades humanas

¿Qué significa la tecnología en nuestras vidas? ¿Qué implicaciones tiene?

Hace 1000 años, si alguien tenía una noticia o un comentario que quería comunicar a los demás, debía ubicarse en un lugar estratégico de la cuidad en la que vivía y hablar de manera que una multitud los pudiera escuchar. También podría viajar persona por persona, cuidad por cuidad, paso por paso comunicando el mensaje. Hace 100 años, estando en la misma situación, se podría pensar en publicar un artículo en algún periódico. Se podría inclusive publicar un pequeño anuncio o un comic corto, sabiendo que quedaría expuesto ante una cantidad masiva de gente. Sin embargo, estos mensajes tardarían un tiempo bastante largo en llegar a los demás. Si el caso fuera que quisiera comunicarme con una persona específica, la mejor solución sería viajar de manera presencial al lugar donde esta persona se encuentra o enviar a alguien con el mensaje.


Hoy en día, si me siento a pensar en las personas con las que me puedo comunicar en menos de 1 minuto, me tardaría más de 1 minuto enlistarlas a todas. Si tratara de meter en mi casa a todas las personas que puedo llamar desde mi celular, probablemente no habría suficiente espacio. Si quisiera hablar con un amigo que vive al otro lado del mundo, podría llamarlo por Skype y hasta lo podría ver en la pantalla de mi computador. Estos son sólo algunos ejemplos de las posibilidades que actualmente facilita la tecnología. De cierta manera, el espacio tiempo ha sido comprimido. Estamos viviendo en un mundo interconectado y nos comunicamos cada vez con mayor velocidad y facilidad.


Las nuevas tecnologías nos permiten extender nuestra conexión con el resto del mundo; nos permiten compartir y vivir nuevas experiencias que antes no eran posibles. Los computadores, los carros, los teléfonos, los celulares, la luz y en general los avances tecnológicos nos facilitan una enorme cantidad de tareas; desde generar oportunidades de negocio hasta escribir un blog como este. Sin embargo, también nos absorven en nuevos mundos, y nos definen de maneras nuevas y diferentes. La misma tecnología crea nuevas necesidades y nuevas tareas para la vida cotidiana.


Por ejemplo, en el tiempo que me tardó escribir esta entrada he revisado facebook y twitter varias veces. Lo que escribo en facebook y twitter define una parte de mí que antes no existía. Una extensión de mi vida en el mundo virtual. Una persona virtual creada a partir de tweets, likes, comentarios y mensajes. Yo soy consciente que esta es una extensión de mí que no necesariamente me refleja como persona. Es una nueva personalidad. Igualmente, tomo decisiones frente a lo que quiero que los demás conozcan de mi personaje virtual y lo que no quiero que haga parte de él. He tomado muchas decisiones y he aprendido mucho desde que diseñé mi primer página en myspace hasta el día de hoy.


Lo que me pregunto ahora es: ¿cómo será la experiencia virtual para las generaciones que aún no han nacido? ¿Cómo será el mundo para las generaciones que aún no han nacido? ¿Cuál será la próxima revolución tecnológica?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada